Ahorro de energía y trabajo sostenible.

Para proteger el medio ambiente, ya hace muchos años que prestamos atención a nuestro consumo energético, nuestro transporte y la distribución de nuestros artículos. Esto encaja con nuestra cultura Zeeman: nos gusta ponernos manos a la obra, sin complicar las cosas. Así pues, si vemos algo en temas de sostenibilidad que se puede hacer mejor, lo abordamos nosotros mismos de inmediato.

Paneles solares.

En el año 2017 se colocaron 6.700 paneles solares en el techo del centro de distribución de Zeeman (de 40.000m2de superficie). De esta manera tenemos uno de los mayores parques solares de los Países Bajos. Gracias a estos paneles todo el centro de distribución y las oficinas podrán funcionar de forma neutra con respecto al CO2.

Iluminación LED.

Cada vez que inauguramos una nueva tienda o renovamos una tienda existente elegimos la iluminación LED. Ahora ya contamos con iluminación LED en 714 de nuestras 1.285 tiendas. Significa un ahorro de aproximadamente el 45% por tienda en comparación con los tubos fluorescentes clásicos. Los tubos fluorescentes de LED están hechos de un plástico reciclable sostenible y su duración se multiplica por más de cuatro en comparación con los tubos clásicos. Los antiguos tubos fluorescentes son desechados respetando el medio ambiente.

Transporte.

Para proteger el medio ambiente, gestionamos de manera inteligente el transporte de nuestros productos y su distribución.

  • Desde el país de origen hasta los Países Bajos, casi todo el transporte se realiza por vía marítima. Esto tiene un impacto menor en el medio ambiente que el transporte por avión.
  • Desde Rotterdam – donde llegan los contenedores provenientes del Extremo Oriente – transportamos los artículos por vía fluvial a la terminal de transbordo en Alphen aan den Rijn. Esto está cerca de nuestro centro de distribución. Una alternativa ecológica al transporte terrestre.
  • También queremos ser precursores en materia de gestión logística. Cargando nuestros camiones al máximo podemos hacer que nuestras rutas sean consistentemente más cortas. De esta manera, solo tenemos que abastecer nuestras tiendas dos veces por semana. Cuantas menos rutas hacemos, menos gases de combustión generamos.

Nuestra oferta de bolsas: 100% sostenible.

Desde el 4 de agosto del 2014, la bolsa de plástico gratuita ha desaparecido de nuestras sucursales holandesas. Desde el 1 de enero del 2016, las bolsas de plástico gratuitas están prohibidas en los Países Bajos. Ofrecemos a nuestros clientes suficientes alternativas para reducir al máximo la presión sobre el medio ambiente:

  • Animamos a los clientes a llevar sus compras en su propia bolsa.
  • Quién, a pesar de todo, necesita una bolsa, puede optar por una alternativa cómoda y sostenible como la bolsa removable. O una bolsa ‘Big Shopper’, fabricada de bolsas de cemento recicladas. Cuando los clientes devuelven la bolsa, siempre se les devuelve el depósito de un euro.
  • Como alternativa para las compras pequeñas podemos ofrecer, por el momento, una pequeña bolsa de caña de azúcar. La bolsa de caña de azúcar desaparecerá en el 2018.
El resultado: una oferta de bolsas totalmente sostenible.


Reciclamos y separamos nuestros residuos.


Desde hace años, nuestras tiendas separan todo el plástico, el papel y otros desechos. Recogemos todos los embalajes (cartón y plástico) y los reciclamos todos en el centro de distribución. Con unas prensas especiales preparamos el papel y el plástico para su reutilización.