Toallas de tocador

back
View as
Visualización Switch
Visualización Switch

5 productos

per page

You have seen 5 of 5 products

View as
Visualización Switch
Visualización Switch

5 productos

per page

Toallas de tocador

Toallas de tocador: para secarse, refrescarse y limpiarse

                                                           

¿Qué son las toallas de tocador?

El nombre de toalla de tocador, también llamada toalla de invitados, quizá no se conozca mucho en un hogar típico. Aun así, se utiliza en muchas casas, sobre todo en la cocina, en el baño y en el aseo. Son pequeñas toallas rectangulares hechas de tela de rizo o algodón.

                                                           

Originalmente eran unas toallas pequeñas que se dejaban en el tocador. Se suelen ofrecer como artículo de aseo personal a los huéspedes, por ejemplo en el baño de un restaurante o de un hotel, en un salón de bronceado o en un spa. Acostumbran a ser de un solo uso, por lo que siempre se deja un montoncito de estas toallitas para los huéspedes. Sirven para refrescarse, limpiarse o secarse las manos después de haber ido al baño.

                                                           

Después de su uso, las toallas de tocador se depositan en una bandeja o en una cesta para la colada. La función de la toalla de tocador es principalmente la higiene ya que, después de su uso, las toallitas sucias se depositan en la cesta y el siguiente huésped puede coger una toalla limpia de la pila. Resulta mucho más higiénico que una toalla más grande que está colgada todo el día y que es utilizada por varias personas.

                                                           

¿Para qué se utilizan las toallas de tocador?

Las toallas de tocador no solo se utilizan en hoteles, centros de belleza u otros lugares fuera del hogar. También en casa; la toalla de tocador ha encontrado su lugar en el hogar. La higiene también es importante en casa, pero por supuesto la toalla solo se comparte con la propia familia y no con extraños.

                                                           

En casa puedes usar una toalla de tocador en diferentes ocasiones:

                                                           

- En el aseo o en el baño, para secarse las manos después de lavarlas,

- En el baño, para secarse la cara después de la limpieza o después de desmaquillarse, por ejemplo;

- En el baño, como alternativa a la toalla de baño, para secarse después de refrescarse rápidamente con una manopla.

                                                           

El tamaño de la toalla de tocador también hace que sea muy práctica. Al ser pequeña, en comparación con una toalla normal o un paño de cocina, no ocupa mucho espacio.

                                                           

Nuestra gama de toallas de tocador

En nuestra tienda online puedes encontrar toallas de tocador de muchos colores, patrones y diseños muy bonitos:

- Toallas blancas con bonitos estampados como liebres, huevos de Pascua, conejos y polluelos;

- La toalla de tocador Roma de colores lisos: amarillo, rosa, verde, negro, beige y azul oscuro;

- La toalla de tocador Torino de color gris oscuro, beige, azul claro y blanco, con sutiles rayas en los extremos;

- La toalla de tocador Milano con rayas anchas en las combinaciones de colores blanco-beige, blanco-rosa, blanco-azul claro y blanco-negro.

                                                           

Lo que llama la atención de nuestras toallas de tocador es que unas tienen presilla para colgar, y otras no. Lo hacemos así dependiendo del uso que le vayas a dar: si prefieres dejar una pila entera cómprate mejor muchas toallas de tocador sin presilla.

                                                           

Si es para un uso más regular en el hogar, entonces es mejor que la compres con presilla porque probablemente la colgarás. En el primer caso, coloca siempre una cesta o una bandeja para las toallas sucias y usadas.

 

Los tejidos y materiales de nuestras toallas de tocador

Las toallitas domésticas que entran en contacto con la humedad y la piel deben tener una buena capacidad de absorción y, además, deben ser respetuosas con la piel. Por esta razón, nuestras toallas de tocador están hechas de algodón 100% de alta calidad. Con este tipo de tejido puedes secarte bien las manos y refrescarte, y tienen un tacto cómodo para la piel. Además, una vez lavadas se vuelven a secar rápidamente.

                                                           

Toallas de tocador a buen precio

Las toallas de tocador son ese detalle extra para tus invitados y familiares. Esta sensación de cuidado e higiene no tiene por qué ser cara, porque en Zeeman ya tienes una toalla de tocador a partir de 0,99 euros. Si te compras una pila entera, por unos pocos euros ya tienes las toallas para el baño, el aseo, la cocina o cualquier otro espacio.

                                                           

Regala un conjunto de toallas de tocador

En nuestra tienda online tenemos muchos productos de hogar que van a juego. Por ejemplo, tenemos manoplas de baño, paños de vajilla, toallas de baño y toallas de mano con el mismo diseño o con los mismos patrones y colores que nuestras toallas de tocador.

                                                           

Un surtido de series de productos tan amplio va muy bien para componer tu propio lote y regalarlo, por ejemplo, en caso de cumpleaños, mudanza, para la fiesta de inauguración de una nueva casa o para alguien que se independiza. Nuestras toallas de tocador blancas con bonitos conejitos, huevos y polluelos en los extremos son muy aptas para un cumpleaños infantil, un baby shower o una visita a una madre que acaba de dar a luz.