Campeón mundial en textiles básicos.

Queremos lograrlo creciendo de manera equilibrada dentro de los límites de nuestras propias capacidades. Y a un ritmo que nuestros propios empleados puedan seguir. Desarrollamos siempre las diferentes partes de nuestra empresa de manera conjunta.

Nuestro bajo precio sigue siendo la base de nuestra fórmula.

Zeeman es sinónimo del precio más bajo, ya desde el año 1967. Esto no lo cambiaremos. Nuestra empresa se dirige totalmente a ello. Desde la compra hasta el transporte, y desde la decoración de las tiendas hasta nuestro vestuario laboral. Somos y seguiremos siendo una organización de bajo coste.

Cada vez más personas descubren Zeeman.

No estamos ahí solo para los clientes que tienen poco para gastar, sino también para las personas que nos eligen conscientemente. Los clientes valoran el bajo precio, pero también dan importancia a la buena calidad. Y que nuestros productos textiles se fabriquen de manera responsable. Por eso, explicamos cada vez más cómo lo hacemos.

Nos expandimos en Europa.

Contamos ya, fuera del Benelux, con numerosas tiendas en Francia y Alemania. A eso se han añadido nuevas tiendas en España y Austria. Cada año se abren unas 50 nuevas tiendas de Zeeman. Y eso lo seguiremos haciendo en los próximos años.