Leggings para mujer

View as
Visualización Switch
Visualización Switch

11 productos

per page

You have seen 11 of 11 products

View as
Visualización Switch
Visualización Switch

11 productos

per page
back

Leggings para mujer

Leggings para mujer: largos, cortos, capri, y con qué combinarlos

Unos leggings para mujer son básicamente unos pantalones hechos de un tejido de punto fino que a las mujeres les gusta llevar con un jersey largo, una túnica, una falda o un vestido. Las mujeres encuentran esta prenda muy cómoda porque queda ceñida alrededor de las piernas pero el ajuste es muy flexible.

                                                           

No los confundas con unos treggings o unos jeggings, porque si bien estos últimos son de la familia de los leggings, son diferentes en cuanto a su tejido y patrón. Su tela es más gruesa y el patrón tiene unas perneras ligeramente más rectas, lo que hace que se parezcan más a unos pantalones normales y se llevan como tal.

                                                           

Los jeggings forman parte de la familia de los leggings, pero las mujeres los llevan como unos vaqueros. Y es que la tela está hecha de denim y, por tanto, estos leggings tienen aspecto de jeans. Tanto los treggings como los jeggings se ciñen alrededor de las piernas, son flexibles y están hechos de una tela elástica, pero la apariencia es diferente a la de los leggings para mujer.

                                                           

Hay diferentes formas de combinar los leggings con tus otras prendas. Por lo general, se llevan en invierno debajo de una falda, minifalda o vestido. Pero también se pueden llevar perfectamente debajo de unos shorts de denim u otros pantalones cortos.

                                                           

También hay que tener en cuenta los zapatos y los calcetines con los que los llevarás. El calzado que se puede llevar con unos leggings para mujer son: zapatillas bajas, zapatillas altas, botines, botas vaqueras y zapatos con cordones.

                                                           

Los calcetines no se ven si llevas zapatos altos, pero debes tener cuidado con los zapatos bajos: ¿eliges calcetines de colores que la gente puede ver? ¿O cubres los calcetines con la tela de los leggings?

                                                           

Son populares los leggings cortos para mujer, los leggings negros, los leggings blancos, los leggings capri y los leggings grises. Nos encanta contarte con qué combinan mejor estos leggings y cómo llevarlos. También te explicamos qué tipo de ropa combina mejor y qué leggings puedes llevar debajo de qué tipo de vestido.

                                                           

Leggings cortos y leggings capri para mujer

Los leggings favoritos de las mujeres en verano son los leggings cortos o capri. Y es así por tres motivos. En primer lugar, los leggings cortos o capri para mujer son una prenda muy práctica y cómoda para las piernas. Especialmente a las mujeres con muslos más gruesos les encantan los leggings cortos como opción para llevar cuando hace más calor.

                                                           

En segundo lugar, unos leggings cortos para mujer son ideales si quieres ponerte un bonito vestido, pero todavía hace demasiado frío como para llevarlo con las piernas al aire. Unos leggings cortos te permiten llevar ya tu nuevo vestido de verano.

                                                           

Unos leggings cortos o capri también son muy agradables debajo de un vestido cuando vas al trabajo en moto, si sales a dar un paseo en bicicleta o simplemente cuando hace mucho viento. Para ello tenemos unos leggings a los que llamamos mallas de ciclismo. Básicamente tienen una función práctica, pero hoy en día también se llevan como prenda de moda. Para ello, las mallas de ciclismo se pueden combinar, por ejemplo, con un jersey o una camiseta oversize.

                                                           

¿Qué colores hay?

Los colores que más se llevan en el caso de los leggings para mujer es el negro, el blanco y el gris. Esto se debe a que son unos colores fáciles y accesibles que se pueden combinar con muchas prendas de vestir, tanto en verano como en invierno.

 

Los leggings se usan habitualmente debajo de vestidos, faldas y túnicas. Puesto que estas prendas se llevan más en primavera y en verano, unos leggings de color negro, blanco o gris combinan mucho mejor con los colores alegres del verano. El blanco, el negro y el gris son colores neutros y accesibles y complementan los colores más alegres como el amarillo, el rosa, el verde, el azul, el rojo y el morado.

                                                           

Unos leggings blancos, negros o grises también quedan muy bien debajo de un vestido, una falda o una túnica con estampado o con dibujos. Imagínate un patrón floral en rosa y verde combinado con unos leggings blancos, o una camisa de rayas rojas y azules con una falda vaquera encima de unos leggings grises.

                                                           

También puedes hacer que la opción de unos leggings grises, negros o blancos dependa de la ocasión o de lo que vayas a hacer ese día. El blanco da una apariencia refrescante y es más fresco de llevar que el negro, pero el negro brinda un estilo más elegante.

                                                           

¿Ya tienes unos bonitos leggings en tu armario?

Este producto está ahora en tu cesta de compra