back

Turquía


Nuestros centros de producción en Turquía.


Turquía es, para Zeeman, un país productor importante. Hay varias razones para ello. Por ejemplo, el país tiene una ubicación estratégica muy favorable. La mayor parte de Turquía está en Asia, pero también hay una parte de Europa. Como resultado, es fácil acceder al mercado europeo desde allí. Turquía también es rica en materias primas necesarias para la fabricación de ropa, como el algodón.

La producción de ropa y productos textiles constituye una gran parte de la economía turca. Alrededor de dos millones de personas trabajan en este sector. Además, en Turquía también se fabrican muchos artículos no textiles como, por ejemplo, artículos de limpieza y juguetes. En total, alrededor del 10% de nuestra gama de productos proviene de Turquía. Esta producción se lleva a cabo en 31 fábricas diferentes, lo que supone el 8% de todas las fábricas con las que trabajamos. Puedes ver en el mapamundi exactamente cuáles son.

 

Cómo trabajamos.

En Turquía tenemos una oficina local de agentes. De hecho, son los ‘compañeros de Zeeman en Turquía’. Llevan a cabo el seguimiento de la producción y realizan las inspecciones antes de proceder al envío. Creemos que es importante construir relaciones a largo plazo con nuestros fabricantes. Porque juntos podemos trabajar mejor por unas colecciones sostenibles y unas condiciones de trabajo buenas y seguras.

Temas en Turquía.

Todas las fábricas que trabajan para nosotros deben firmar nuestro código de conducta (ENLACE). Regularmente realizamos inspecciones independientes. Como resultado, tenemos ya una imagen precisa de las condiciones de trabajo ofrecidas por nuestros proveedores en Turquía y sabemos lo que hay que mejorar. ¿Qué es lo que vemos?

  • La llegada de refugiados sirios aumenta el riesgo de trabajo infantil en el sector textil turco;
  • la libertad sindical es limitada;
  • el salario mínimo legal es bajo, lo que significa que no todo el mundo gana lo suficiente para satisfacer sus necesidades vitales básicas,

Alianzas.

Zeeman es una gran empresa. Pero solo podemos abordar estos grandes problemas sociales en el sector de la confección trabajando juntos. Por eso somos miembros de varias organizaciones comprometidas por afrontar mejoras estructurales en el sector. Un resumen.

Fairwear Foundation.
Somos socios de la Fairwear Foundation desde 2019. Esta ONG quiere mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores del sector de la confección en todo el mundo. Cada año hay un ‘control de rendimiento de marca’ cuyos resultados se hacen públicos. La Fair Wear Foundation también ha desarrollado un mecanismo de reclamaciones para que los trabajadores puedan fácilmente dar a conocer sus quejas. Además, la fundación cuenta con equipos locales que pueden apoyar las fábricas cuándo y dónde haga falta.

 

Pacto IMVO para la Ropa y los Textiles Sostenibles.
En 2016 firmamos el Pacto IMVO para la Ropa y los Textiles Sostenibles, un pacto de ámbito internacional entre el gobierno holandés y el sector textil. El objetivo: colaborar para hacer que nuestro sector sea aún más sostenible. Cada año, la secretaría evalúa si vamos por el buen camino con nuestro ‘plan de acción’, si hemos identificado suficientemente los riesgos y si seguimos haciendo esfuerzos para procurar que los materiales de nuestras colecciones sean más sostenibles.

 

Iniciativa de Comercio Ético (Ethical Trading Initiative, ETI).
Desde 2015 somos miembros de la Iniciativa de Comercio Ético. Esta organización se esfuerza, entre otros temas, por la mejora de las mejores condiciones de trabajo en el sector de la confección. El código de conducta de la ETI ha sido firmado por todos los fabricantes de Zeeman. Y la ETI nos ayuda, entre otras cosas, a desarrollar programas como el TNMS en el sur de India.

 

Crece la presencia de materiales más sostenibles en nuestra colección.

El uso de materiales más sostenibles constituye la base para sostenibilizar nuestra colección. Año tras años aumenta nuestra cuota de materiales más sostenibles. Por ejemplo, en 2021 el 39% de toda nuestra colección textil consistió en materiales más sostenibles, y en 2022 esta cifra aumentó hasta el 53%. Los artículos en los que se han utilizado materiales más sostenibles se pueden reconocer por la etiqueta ECO verde.

 

 

 

Calidad del producto.

TÜV Rheinland somete nuestros productos a pruebas en China con el fin de garantizar que cumplen con los estándares de calidad europeos. Los artículos se envían a Europa solo tras la conformidad de los informes de prueba.

 

Sin sustancias nocivas.

Nuestros fabricantes saben qué sustancias químicas pueden usar y no las que no. Y en qué cantidades exactamente. Lo pueden consultar en nuestra Lista de Sustancias Restringidas de Fabricación (Manufacturing Restricted Substances List, MRSL). Además, muchos de nuestros fabricantes cuentan con la certificación Oeko-Tex®. Nada menos que el 75% de nuestras colecciones de ropa y productos textiles cumplen el estándar Oeko-Tex®. Te ofrece una garantía adicional de que nuestros artículos no contienen productos químicos prohibidos.