Guantes y manoplas para bebé

We can't find products matching the selection.
back

Guantes y manoplas para bebé

Guantes y manoplas de bebé, para unas manos bien abrigadas

Si eres madre o padre de un bebé recién nacido, siempre tienes que vigilar que no esté expuesto al frío, la lluvia, el viento y otras condiciones climáticas adversas. Es imprescindible tener un armario bien lleno para tu peque con los accesorios de bebé adecuados para cada ocasión. Para proteger bien a tu bebé del frío y del viento, abriga sus manitas con un par de cálidos y cómodos guantes para bebé.

 

Puedes proteger a tu bebé de los elementos naturales con una ropa para bebé adecuada para el invierno, la primavera, el verano y el otoño. Cuando llega el frío, la lluvia y el viento tienes que reaccionar a tiempo y ponerle a tu recién nacido un par de manoplas para bebé. Una ráfaga de viento puede ser suficiente para que el bebé se resfríe. Así que abriga bien esos deditos con unas cálidas manoplas.

 

¿Cuándo le tengo que poner unos guantes o manoplas a mi bebé?

Abriga bien a tu bebé cuando llega el otoño. Alrededor del 21 de septiembre empieza oficialmente el otoño. Pero puede que los primeros vientos otoñales lleguen antes o después de dicha fecha. Así que debes estar pendiente del tiempo y ponerle unas manoplas a tu bebé cuando el tiempo así lo requiera. Antes de darte cuenta, llegan los resfriados.

 

En invierno, los guantes para bebé son un complemento imprescindible. Es decir, alrededor del 21 de diciembre, que es cuando empieza oficialmente el invierno. Es un regalo ideal para un bebé recién nacido. ¡También queda muy bien como regalo de Reyes! O puedes colgar unas manoplas de bebé en el árbol de Navidad.

 

En invierno sucede lo mismo: puede que el frío llegue antes o después del 21 de diciembre. Pero el frío es frío, así que ponle manoplas a tu bebé. El frío puede hacer que a tu bebé se le sequen las manos, incluso que se le agrieten. Y en el peor de los casos puede ocasionar pequeñas heridas. ¿Aún no tienes manoplas para bebé? Úntale las manos con vaselina y cómprale tan pronto como puedas un par de manoplas a tu bebé.

 

¿Qué hago si mi bebé no quiere los guantes o las manoplas?

Cuando quieres salir con tu bebé, no es fácil vestirle bien y rápido. Especialmente en otoño e invierno, porque es cuando tienes que vestirle con capas adicionales de ropa. Es complicado cuando tu bebé no tiene ganas de que le pongas manoplas. ¿Qué hacer si el bebé no quiere los guantes o las manoplas?

 

La respuesta es simple: conviértelo en una fiesta. ¡Haz que vestirse sea divertido! Que sea un pequeño juego, un teatro o una canción. Mientras tanto, haz sonidos y habla con tu bebé. Tu bebé estará distraído y se divertirá con ese papá o esa mamá tan locos que están bailando con sus manoplas. Es solo cuestión de tiempo: en un momento juguetón, cógele las manos y verás como ya le podrás poner los guantes.

 

¿Comprar guantes y manoplas para bebé? ¡Haz tu pedido online!

¿Ya has comprado un par de guantes o manoplas para bebé? Echa un vistazo en nuestra tienda online.

Este producto está ahora en tu cesta de compra