Sacos de dormir para bebé

back
We can't find products matching the selection.

Sacos de dormir para bebé

Saco de dormir para tu bebé: para que duerma seguro y cómodo

¿Sabes lo que hay que tener en cuenta al comprar un saco de dormir para bebé? ¿Conoces cuáles son las diferencias entre los diferentes sacos de dormir para bebé: de invierno, de verano o de 4 estaciones? Aquí podrás leer todo sobre los sacos de dormir para que tu bebé tenga una noche segura y cómoda.

 

¿Cómo se debe usar el saco de dormir para bebé?

- Ponle un bodi o un pijama a tu bebé, dependiendo de su temperatura corporal;

- Lava el saco de dormir a menudo;

- Compruébalo de vez en cuando por si hay costuras sueltas, hilos sueltos, etc.

- No pongas una sábana ni una manta encima del saco de dormir;

- No utilices un saco de dormir con cinturón; utiliza un método seguro para arropar a tu bebé.

 

¿Con qué frecuencia se tiene que lavar un saco de dormir para bebé, ya sea de invierno, de verano o de 4 estaciones?

Regularmente. Tu peque suda, babea, llora y a veces tiene mocos. Esto conlleva una gran cantidad de bacterias. Asegúrate de cerrar la cremallera al introducir el saco en la lavadora. Luego, sigue las instrucciones de lavado.

 

¿Cómo poner a tu bebé en un saco de dormir?

Ponerlo no es difícil; decidir si has comprado el saco de dormir adecuado para tu bebé puede ser más complicado. Ten en cuenta lo siguiente:

 

- El saco de dormir solo debe poder pasar por la cabeza si la cremallera está abierta;

- Tienes que poder meter dos dedos entre los brazos y las sisas;

- Asegúrate de que no sea fácil sacar los brazos de la manga si el saco de dormir no está abierto;

- Hay una versión correcta de saco de dormir para el invierno, para el verano y para las 4 estaciones.

 

¿Cuándo es demasiado grande un saco de dormir para bebé?

El saco de dormir de tu bebé tiene sisas para los brazos, o mangas, y la parte de arriba debe ajustarse bien al torso. Esto evitará que el bebé se gire. En la parte de las piernas, el saco de dormir para bebé se ensancha, por lo que los pies tienen suficiente espacio para moverse. Es importante elegir la talla correcta. Por ejemplo, las sisas y el agujero para el cuello no deben ser demasiado grandes. Pero tampoco debe estar demasiado ceñido alrededor del cuerpo.

 

¿Cuándo debes ponerle a tu bebé un saco de dormir de invierno, de verano o de 4 estaciones?

Cuando tu bebé se empieza a mover más en la cuna. Durante las primeras semanas, una sábana y una manta pueden ser suficientes, pero cuando tu bebé se empieza a mover más, esta solución se vuelve insegura y poco práctica. Tu pequeño se puede desplazar por toda la cama. Por esta razón, un saco de dormir para bebé va genial porque a tu bebé no le será tan fácil desplazarse por toda la cama. El tipo de saco de dormir lo puedes determinar midiendo la temperatura de la habitación del bebé y su temperatura corporal.

 

¿Qué ropa ponerle a tu bebé cuando está en el saco de dormir?

Los adultos llevan ropa de dormir cuando están en un saco de dormir, y de la misma manera también tu bebé debe llevar ropa. Pero ¿cómo elegir la ropa de dormir para bebé adecuada? Es sencillo: comprueba la temperatura del saco de dormir para bebé y utilízala como base para la elección de la ropa de dormir para tu bebé.

 

¿Se nota frío? Entonces, ponle a tu pequeñín un pijama o bodi un poco más grueso para estar en el saco de dormir. Si la temperatura está bien, basta con un pijama o un bodi normal.

 

¿Por qué poner a tu bebé en un saco de dormir?

Hay muchos motivos por los que un saco de dormir es mucho mejor para tu bebé que una manta o una sábana:

 

  1. Tu bebé se puede quitar fácilmente la manta al dar vueltas en la cama, con lo que fácilmente puede quedar destapado. Además se puede meter debajo de la manta, con el consecuente riesgo de asfixia.

 

  1. Reduce el riesgo de muerte súbita del bebé al no dormir boca abajo.

 

  1. Tu bebé no tendrá frío al no haber una sábana o una manta que se pueda quitar.

 

  1. Reduce la probabilidad de caerse de la cama. Especialmente si tu bebé es un escalador un tanto aventurero.

 

¿Cómo saber si tu bebé está en un saco de dormir demasiado fino?

Puedes comprobar si la tela tiene el grueso deseado mirando la temperatura de la habitación del bebé. La mejor temperatura es entre 18 y 20 grados centígrados. Comprueba que tu bebé no tenga demasiado frío ni demasiado calor tocándole el cuello o los pies. Si notas que tiene una temperatura agradable, algo cálida, entonces tu bebé no está en un saco de dormir demasiado fino. Finalmente, siempre puedes ir cambiando entre un saco de dormir de invierno, de verano o de 4 estaciones.