Productos buenos y seguros.

Nos responsabilizamos de la seguridad y la calidad de nuestros productos. Por eso vigilamos con mucho cuidado cómo se elaboran nuestros productos.

Hacemos pruebas de la calidad de nuestros artículos

Todos los artículos cumplen con nuestros estándares de calidad. Prestamos mucha atención a la calidad de nuestros artículos. Por supuesto, existen requisitos legales con los que un producto debe cumplir. Pero no todo está estipulado por ley, y es por eso que nosotros mismos hemos establecido requisitos de calidad. Por esta razón trabajamos según unos estándares generales de calidad establecidos. Además, medimos con frecuencia la calidad de nuestros productos. Las pruebas más sencillas las hacemos nosotros mismos. Si se trata de pruebas más complejas, las encargamos a un laboratorio. Realizamos pruebas de lavado, pruebas para saber si las prendas encogen, destiñen o generan pelusa. Opinamos que la calidad de nuestros artículos debe ser siempre buena. Pero cuando es buena ya nos basta. Así podemos mantener los precios bajos.

Manual de proveedores.

En nuestro manual de proveedores, elaborado por nuestro departamento de calidad, se indican los requisitos del producto para cada grupo de productos. Por ejemplo, nuestros artículos no pueden contener productos químicos u otras sustancias nocivas. Los artículos nunca pueden ser peligrosos (hacemos especial hincapié en la ropa infantil y a los juguetes). Y observamos con mucho cuidado la resistencia al fuego.

Pruebas aleatorias.

Todos los artículos que se producen para nosotros son sometidos a prueba. Para evitar que los artículos de prueba sean de mejor calidad que los que se envían posteriormente a la tienda, también realizamos de manera regular pruebas aleatorias con artículos de nuestras tiendas, especialmente aquellos que pueden presentar algún riesgo. Estas pruebas son efectuadas por parte de TÜV Rheinland. En el año 2017 se tomaron 350 muestras. Un 4% de los artículos no cumplían con las normas de seguridad aplicadas por Zeeman, mientras que el 96% sí lo hacían. Cuando es necesario, ponemos en marcha proyectos de mejora.

Oeko-Tex.

Desde el año 2013, Zeeman dispone de su propia certificación Oeko-Tex®. Es un certificado de garantía adicional conforme a la no utilización de productos químicos prohibidos en nuestros artículos. Cada vez producimos un mayor porcentaje de nuestra colección de acuerdo con este estándar Oeko-Tex®.