Pensamos que siempre
se puede hacer mejor.

Muchos clientes se preguntan cómo podemos tener unos precios tan ajustados. Y cómo podemos, aun así, producir de manera responsable, con respeto hacia las personas y el medio ambiente, en colaboración con todas las partes de la cadena. En nuestra empresa, la dimensión humana es lo que cuenta. ¿Cómo lo hacemos a este precio? Es un tema con el que somos muy honestos y abiertos, y nos gusta explicarlo. En los países donde se fabrican nuestros productos, mantenemos relaciones de largo plazo con nuestros proveedores. De esa manera podemos influir en su forma de trabajar. Así podemos asegurar una calidad permanente a un precio bajo. Nuestras condiciones son claras: sin trabajo infantil, lugares de trabajo seguros, semanas laborales normales y salarios justos. Además, se debe trabajar según nuestros estrictos estándares de calidad de producto.